Reformas de albañilería en Zaragoza

reformas-de-albañilería-en-zaragozaDiversos son los daños causados por el paso del tiempo que podemos detectar en nuestra vivienda, haciendo que nos veamos en la obligación de hacer algunas modificaciones de albañilería en nuestro hogar. También, estas tareas se suelen hacer para acondicionar espacios o innovar con algunos cambios antes de la mudanza a un nuevo local o piso.

 Antes de iniciar trabajos de este tipo en una construcción, es necesario que tomes en cuenta que existen diferentes tipos de materiales con sus propias especificaciones y que la elección del mismo dependerá del área en el que se pretende utilizar.

Para las tareas de albañilería, se utilizan principalmente materiales rocosos, tales como ladrillos de arcilla, piedras, bloques de mortero de cemento, entre otros; pero una buena elección va a significar precisamente una inversión de tiempo y dinero en el estudio y una posterior elección del material.

A continuación, con las recomendaciones que te daremos podrás conocer todo lo que debes saber antes de hacer reformas de albañilería en Zaragoza.

  • Materiales más recomendados

Entre algunas consideraciones generales, te explicamos que los áridos – como la arena, arcilla y la gavilla – son uno de los materiales que más se utiliza en las reformas de albañilería; incluso en España es la segunda materia prima más utilizada en construcción. En cuanto a su uso, son destinados a la confección de hormigones, rellenos, morteros, balastos de vías férreas, escolleras, bases de carreteras y firmes de aglomerados asfálticos. Si tu obra es de esta envergadura, asegúrate antes de adquirir este material, que el mismo sea del tipo resistente al desgaste e impermeable.

También, se destaca el uso del granito, ya sean los calcoalcalinos o los alcalinos. Este material muy usado por los griegos para construir columnas, dinteles, recipientes y puertas, se usa en la actualidad en las reformas de albañilería para enchapes de escaleras, señalización, y columnas. Asimismo, es muy valorado en pilares, muros de retención, cocinas y cada vez más se implementa para el recubrimiento en monumentos y edificios públicos.

  • Tipos de albañilería

Vale conocer que existen tres principales tipos de albañilería: la albañilería reforzada, la albañilería armada y la albañilería simple. La albañilería reforzada, como su nombre lo indica, se trata de todas las modificaciones que se realicen con la intención de proteger o reforzar con nuevos materiales o herramientas la construcción.

Por su parte, los trabajos de albañilería armada son aquellos en que se utiliza acero como material fundamental para el refuerzo de las protecciones o estribos que se empotran en los cimientos de la edificación. Por último, la albañilería simple consiste en el uso de ladrillos industrializados para la estructura del diseño.

  • Busca un profesional 

Aunque siempre esté la tentación de emprender estos arreglos por nuestra cuenta en las habitaciones y estructuras de casas o apartamentos, es necesario resaltar que se necesitan conocimientos especiales para cumplir de manera efectiva el plan de trabajo.

El apoyo de un profesional no solo te va a asegurar un trabajo seguro a largo plazo; también estos tienen conocimientos para asesorarte en relación a los materiales, precios y cambios que debe implementar en tu local u hogar.

Antes de trazar un plan, el técnico te va a pedir los planos de la edificación para decidir si son viables los cambios que se necesitan o estás buscando. Así mismo, son los mejores para pedirle información de precios de los materiales básicos.

Pide un presupuesto para asegurarte que estés satisfecho en sus planteamientos y llega a un acuerdo en la forma de pago. La tendencia es que canceles una inicial antes de iniciar la obra y el resto del pago después de finalizada. Recuerda que sus trabajos suelen incluir garantía, así que es la forma más segura de realizar reformas de albañilería.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed